jueves, marzo 06, 2014

Minecraft... ¿el nuevo Second Life?

Por Talya Aluveaux

Antes que nada, una disculpa a las personas que solían leer este blog. Veo que mi última entrada fue el 30 de enero de 2013, así que parece que me tomé inmerecidamente un sabático de más de un año. Regreso hoy, porque me dieron ganas. Así. La verdad es que justamente el día de la última entrada inició una etapa de mi vida bastante hectic cuya primera parte podría llamarse "la vida inútil de una editora web". A la segunda parte la llamaremos "De cuando Talya Aluveaux decidió que era hora de más tortura mental y decidió entrar a un doctorado". Sí. La tercera parte posiblemente se llame "Suicidio o Cruz del Norte". Pero bueno, estoy aquí, como le dijo Sherlok al Dr. Watson (loving the BBC show btw) para infringir mis opiniones al mundo (love that Watson writes a blog, too), sin más preámbulos y explicaciones que nadie pidió, the end.

Sooo...

El inicio de esta etapa coincide con insomnio, gastritis y por tanto tiempo "libre" por las noches, pero claro, en lugar de ponerme a leer a Baudrillard, Adorno, etc (you name it) saco mi viejo iphone y me pongo a instalar netflix (yup, funciona en un 3gs), a ver películas francesas cursis y/o a tratar de aprender a jugar en el demo de Minecraft (esto sí en la X360).

Sí, leyeron bien. A tratar de aprender a jugar (no shame :P). Y sí, en el demo. Bueno. ¿Qué se puede esperar de una persona que anoche soñó que tenía que meter a la fuerza en un cajón un Angry Bird (la muerte fue accidental)? No, really. Bueno, pues resulta que de alguna manera un día algo me picó y descargué este demo (nótese que yo rara vez juego, creo que no usaba el control de la xbox desde... guitar hero?) y bueno, ahí voy, sin recordar o saber bien a bien para qué era cada botón del control, y las indicaciones de la pantalla no ayudan, o mi televisión tiene muy poca definición, o no se entiende. Whatevs.

El caso es que fue prueba y error, prueba y error, y así fue descubriendo cómo podía, no sé, cortar madera, y almacenarla en el inventario, o matar una vaca y comérmela (mwahaha) y así, o controlar más o menos mi avatar, aunque con mi eterna falta de coordinación, sufrí (sufro) como precious con las vistas, aunque poco a poco he ido dominando los cambios de perspectiva, etcétera. Solía ser frustrante. Ahora lo frustrante es que no he sido capaz de completar el tutorial para avanzar en el demo, y poder pasar del pequeño mundo de entrenamiento, ahora sí, al mundo de Minecraft.

Conversando con @azahelc, me doy cuenta que he sido muy ingenua, intentando hacerlo sin ayuda (tomando en cuenta que carezco de "gaming sense") cuando ahora lo que se usa son los "walkthroughs". Haber sabido. Ahora entiendo por qué cuando navegaba los trends de YouTube siempre aparecían aquéllos vídeos de Minecraft, a los que nunca entraba. I was like, what? nonsense!

Pero bueno, un día sí lo hice y estuve unos minutos, no muchos, mi paciencia no es tanta, viendo el gameplay de unos tíos españoles (¡joder!), y así fue como descubrí que existían los creepers y el survival mode del que ya me habían hablado, y vi más o menos cómo se hace una construcción simple, y el modo básico de interacción con otros jugadores.

Huelga decir, todavía no me he dado tiempo de volver a intentar terminar el tutorial y avanzar un poco más en el demo (si no puedo pasar ni esta parte... ¿para qué comprarlo?), pero quizá lo haga hoy (gamertag, anyone?) ya con un poco de armas a la guerra.

¿Y a qué viene esta supuesta comparación con Second Life? Bueno, les diré, soy talya y alguna vez jugué Second Life. De hecho, mi apellido virtual (Aluveaux) fue asignado por este juego (uno de los apellidos genéricos, supongo) y aunque no fui power user o algo parecido, sí pasé varias horas explorándolo, volando (sí, jeje), teletransportándome y en general conversando y explorando de TODO (if you know WIM). Ustedes saben, fue la sensación, incluso autores famosos presentaban sus libros ahí. Pasaban cosas. En fin.

El caso es que hoy veo en mi TL que @alt1040 (e imagino cien medios más) publica que se creó una clínica virtual en Minecraft para que los jóvenes dejen de fumar, y me quedo pensando en el mundo que está allí, al que yo todavía no tengo acceso, toda una comunidad, por lo que veo, al punto de que algunos de los jovencitos que publican sus sesiones de juego en canales de youtube son un una especie de celebridad (they also make an interesting amount of money out of it) y claro, tiene su propio wiki. Todo universo necesita su propio wiki, right (*dando de alta wikitalya, heh).

El otro día me hacía bolas (como siempre) intentando exponer un trabajo de un profesor brasileño sobre post media (es decir, toda la nueva generación de medios o formas de comunicación que no caben en la definición de mass media) y explicaba la cuestión de la interacción que ocurre ente el espacio real y el virtual, y cómo las cosas que ocurren en este ámbito al final no son más que interacciones entre personas reales, en espacios, si se quiere, virtuales.

Mientras lo hacía, y me ponía roja, me palpitaba el corazón y sudaba profusamente (anxiety attack, casual) no dejaba de pensar en toda esa comunidad, todos esos jóvenes y no tan jóvenes (no tengo datos demográficos de uso) que a diario habitan este mundo, construyen cosas, interactúan, escapan, no sé. Todos esos millones de views en los videos de Minecraft (mods, walkthrougs, gameplay, parodias de canciones) están ahí, y lo llevan más allá, tan allá que está salpicando el mundo "real".

Al menos el mío.

Falta más y más reflexión al respecto. Y pasar el demo, heh. Pero es todo por hoy.

Au revoir.




1 comentario:

  1. Extrañaba leer tu blog, bien re-venida, mi hijo es fanatico de Minecraft, en navidad pasada, pidio un año completo de suscripcion VIP en uno de los servidores... 5 euros al mes... ahi la llevamos.

    ResponderEliminar