miércoles, marzo 07, 2012

¿Una sociología de facebook?

Les decía, mi director de tesis tuvo algunos problemas para decidir quién podría integrar, junto con Enrique de la Garza y Mónica Casalet, la mesa redonda inaugural del Programa del Eje 8 (Cambio Tecnológico y Organización Social) en el Congreso del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales, y el elegido finalmente fue Raúl Trejo Delarbre. Debo confesar que no se me ocurrió nadie a quien recomendar. En serio.

En fin. Delarbre tituló su presentación como "Internet, ciudadanos en línea y cambio social", y en general hizo un análisis meta del tipo de investigación que se realiza hoy en día sobre estos temas, generalmente centrado en los aspectos antropológicos y/o etnológicos, lo cual no es necesariamente malo, pero señaló que hace falta una "sociología de facebook". Ooook.

Lo que Delarbre quiso decir, estoy casi segura, es que hace falta que más científicos sociales presten atención a lo que está pasando en estas lides, así como en un tiempo hubo la necesidad que prestaran atención a lo que pasaba en las maquiladoras, hence la "sociología de las maquiladoras" inserta en un campo de estudio mucho más amplio, el de la sociología del trabajo.

Yo no sé. No tiene caso que repita aquí los números que ya todos sabemos. Cantidad de usuarios de Facebook, cantidad de usuarios de Twitter, porcentaje de mexicanos con acceso a Internet, a una computadora, a redes sociales, a teléfono celular, etcétera. Lo que sí me parece interesante, y porque no quisiera parafrasearlo tanto, es citar algunas de las cosas que dijo Delarbre (quien por cierto clama 20 años de experiencia en esto del internetz) y que, aclaro, anoté a toda prisa durante la mesa:

*nos falta distancia, nos falta historia, para saber si son auténticos cambios, simplemente modificaciones...


*nos provee de toneladas de datos a las que antes teniamos acceso solamente de manera esporádica que las ciencias sociales no han solido reconocer con rapidez, primero fue desdeñada, casi no había sociólogos ni politólogos interesados.


*han sido estudiados con enfoques antropológicos y/o etnográficos


*el análisis de espacios sin asidero geográfico/trasciende territorios y jurisdicciones, hay que tomar en cuenta problemas de territorialidad


*análisis meta de mención de términos recurrentes como brecha digital, comunidades virtuales... hay que ir más allá de estos inventarios


*¿es comunidad realmente de acuerdo con los términos tradicionales? *cuando entran a un chat, "pertenecen" a una comunidad en línea, es más líquido que la participación presencial en grupos, pero permite el desarrollo de identidades


*escuetos, directos, categóricos y sobre todo multidireccionales


*cada vez es más difícil ser anónimo


*fb es una colección de datos formidables para ser analizados/nos desborda, nos resulta vertiginoso, no sabemos como aprehenderlo, valdrá la pena plantearnos tener una sociología de fb (la nueva caja de petri de los sociólgos contemporáneos?) //en latinoamerica hay sociologos muy ensimismado que suele considerar estas investigaciones inutiles//227 millones de usuarios de fb?


*método binario? en las redes sociales hay una diversidad, una heterogeneidad que no podemos explicar con definiciones unicamente polares, necesitamos una sociologia de facebook, que atienda a la narracion de las personas que despliegan vocaciones e identidades en esos espacios

Y bien. Ustedes dirán. Vale la pena analizar muchas de las cosas que dijo, sobre todo tomando en cuenta que se estaba dirigiendo a sociólogos de oficio, que saben poco o nada sobre estos temas, que en algunos casos incluso los atemorizan.

Yo sólo añadiría una cuestión que anoté, ya ni siquiera puedo recordar quien la dijo, pero fue en el Congreso, se los aseguro:

La tecnología no evoluciona, sino que es un apéndice de la evolución social.

Oh my God. Díganme que opinan.

Para mayor referencia, el sitio de RTD: http://rtrejo.wordpress.com/

1 comentario:

  1. Le dejo mi opinion. Un Saludo.
    http://yaezher.mex.tl/blog_71590_Sociologia-del-Facebook.html

    ResponderEliminar