lunes, julio 21, 2014

Yo era una puta de Facebook

Por Talya Aluveaux*

Siempre fui una de esas personas que tomaban Facebook con poca seriedad. Escribía tonterías, lo revisaba, no sé, una vez al día, al salir del trabajo o algo. Esto viene desde las épocas de El Imparcial. Al principio, como todo, abrí una cuenta para probar el sistema (por Dios, tenía cuenta en ORKUT y Y!360, en todo excepto metroflog, porque hasta yo tengo mis límites), luego, poco a poco, no sé cómo, fui integrando amigos. En general eran los mismos de siempre, de todas las redes (flickr, blogs...) y early adopters, o al menos mucho más que yo, creo. La verdad la época es nebulosa y no recuerdo bien. Recuerdo, sí, haber sostenido conversaciones con personas de mi familia, animándolos a usarlo (i can be way too pushy sometimes) sin mayor éxito, they just didnt get it. Como casi no nos veíamos por el trajín diario de cada quien, mi argumento era que así sabríamos "en qué andabamos". Oh, big mistake. Eran tiempos de inocencia. Facebook era, me atrevo a decir, divertido... ¿inocuo? Es decir... ¿qué había de malo con "conectar" con estas personas, interactuar (de alguna manera) y recibir retroalimentación (un like, un comentario)? 

Luego, sin saber exactamente cómo, fue preciso desarrollar una especie de "escudo". Comenzó la comezón del séptimo año, o a saber de qué año, primero, con la paranoia de qué foto iba a subir, y la "censura" (no, esa no, me las mandas antes, etcétera). Kids play. Era cuestión de bloquear las etiquetas, voilá. "No te lo tomes en serio", era mi motto. Debo haberlo repetido mil veces. Y he aquí que un día, no sé cuándo ni cómo, no lo recuerdo, experimenté la primera "decepción" en esta estúpida red social. La verdad es que soy una persona sensible. De clóset. But still. Y así como te rompen el corazón, no sé, no puedo explicarlo, cuando algo de veras te importa, así vi o me di cuenta del primer BLOCK de un familiar. De dos, para ser precisos y casi al mismo tiempo. Un tiempo después de la muerte de mi padre. Fue tan extraño, tan raro, un rechazo así, "etéreo" pero como un mazazo en... ¿el corazón, el orgullo, la necesidad de sentirse apreciada por tu círculo cercano? Obviamente decidí que no me iba a afectar y simplemente seguiría usándolo como la herramienta que era, sin darle la mayor importancia (quiero decir, estas personas, eran migrantes digitales, escribían con mayúsculas, no sabían lo que hacían, you know, the whole 45+ person using facebook thing, a tumbos). La relación, por supuesto se enfrió. Prácticamente nunca las veo. 

Desde ahí, la red social adquirió para mi un tono un tanto turbio, puesto que siempre podía ver "los comentarios que no podía ver", por decirlo así. El siguiente mazazo (en donde haya sido) fue aquélla cosa a la que no fui invitada, requerida, avisada o como se diga (gosh, es tan difícil admitir sentirse herida por este tipo de bullshit). No sé si eran esos días del mes, i just busted into tears, that one time. Family again. Oh, the drama. 

La buena noticia es que hayan sido intencionales o no, ambas cosas generaron en mi un escudo bastante fuerte contra las "conspiraciones" familiares y un cinismo recalcitrante ante las dinámicas de Facebook. 

Hasta ese momento había sido bastante selectiva con los "Facebook Friends": Familia, amigos cercanos, personas favoritas de aquí y allá, algunos músicos y/o revistas o diarios. Luego empezó la avalancha de "Facebook request", y allá voy, aceptar, aceptar, aceptar. Y eso que no acepté muchas. Es cierto lo que leído por ahí, si esas personas se quedaron como parte del pasado, es por una razón, pero ahí está Facebook, para revivirlas. Craso error. De pronto estaba inundada de fotos que no me interesaba ver, cosas que no quería saber, asquerosidades varias, vendimias, estupideces, los memes... ah, los memes... las declaraciones de odio, de arrogancia, de no me importa, sí me importa, te debe importar, la "crítica" social con faltas de ortografía, el "activismo" político, los que creen que Facebook es un gran comercial (bueno, sí lo es), el eterno "empoderamiento" mal entendido, las frases de almanaque, la "sabiduría" reciclada... en fin. NO.

Whatever happened with smart, friendly, witty observations on life, the universe and everything, back in the begginig? Gone, all gone. And, friends, esto no es, como se me sugirió en una reciente conversación, la clásica evocación de "todo tiempo pasado fue mejor", no. Creo que es más bien una cuestión de decisiones incorrectas en la selección de personas que pueden y deben estar ahí, un tanto cuanto bastante demasiada presión social por aceptar a las personas que te mandan solicitud. Its just expected. I was weak, i didnt wanted them to think i was mean, or something. Although i kind of was. Not enterely honest, so there.

Luego, puede decirse, la gota que derramó el vaso... FAMILY AGAIN (this time, the other side), un incidente insignificante se convirtió, de la noche a la mañana, en una guerra de status, insultos, cosas que tuvieron que ser borradas, que trascendieron más allá de facebook, que provocaron lágrimas, odio, y un rencor que hasta la fecha perdura, que levantó una muralla peor que el bloqueo comercial a Cuba, hasta donde puedo ver, insalvable después de tanto "veneno", como dice la canción.

Válgame Dios, no sé donde estaba guardado todo eso. Mi familia siempre había sido "normal". Er... El punto es que, me tomó bastante, bastante tiempo, pero he visto la luz al final del túnel. Creo. No sé. Decidí ponerme a "dieta" de Facebook. Es un experimento que apenas lleva una semana (más que cualquier otra dieta que me haya impuesto) y ya tengo algunas cosas que reportar:

1. Paz mental. Nunca la tendré completa, porque estoy bastante loca y siempre quedará twitter, instagram, tumblr, foursquare, pinterest, but this all are at the moment not "infested" therefore, enjoyable.

2. No hice nada dramático o extremo, no borré mi cuenta, no bloquee a nadie, no hice nada excepto escribir un post de dos renglones diciendo que andaré por ahí, pero no en facebok, durante el verano.

3. FOMO (Fear Of Missing Out) is fading. I dont care. Or am i tricking myself into it?

4. Por lo regular entro a FB una o dos veces al día. Debo reconocer que la red ha hecho un buen trabajo en mostrarme cosas relevantes para mí. Sólo veo la primer entrada. No más. Quizá dedique 30 segundos, no más. Quizá un minuto al día. Es todo. Dado el nivel de adicción que había desarrollado, es mucho decir.

5. Lo anterior me lleva a este punto, que había, ejem, evitado, desde que tengo memoria y conexión a internet, he sido una especie de adicta. Los puntos más graves se dieron hace ya varios ayeres (98,99, 2000+?), ver amanecer mientras iba de link en link era una cosa normal... El affair con los BBS del 93, 94 no era nada comparado con aquéllo, pero debo decir, además de las desveladas agudas lo único que hacía era aprender cosas, había tanto, tanto... una de mis expresiones más comunes era "Dios, amo internet" (small town girl, no computer until 18 y/o). Lo que pasó con Facebook fue inesperado, porque me había hecho, de alguna manera "inmune" a estas cosas. MIRC, ICQ? Cmon. Facebook was a real TRAP para mi, la socialmente inepta, technology lover, patológicamente hipersensible con tendencias obsesivo compulsivas, a veces francamente neuróticas, Talya Aluveaux.

I mean, I can handle it, but it takes up too much energy (not to mention time). What do I care, really. I care about the people (well a little about some, a lot about others), does it mean i have to be liking every fucking thing they do? Should I be showing every fucking thing I do, either? Do I really have to feel anxiety about not keeping up or hurting someone feelings because I am not up to date with them? Ah, los likes, moneda de cambio, monumento al narcisismo, idiotez perenne. And I still do them (1 minute a day, though ;). ¿Ver a través del ojo de la cerradura? El gran panóptico? No, thanks. I DONT FUCKING CARE.

Supongo que la lección es que no seguí mi propio consejo: Llegó un momento en que sí lo tomé al menos un poco en serio. BIG MISTAKE.

6. Also, the internet and I are on our second honey moon, sort of speak.

Dos cosas tengo que decir: (1) El origen de la palabra idiota es "aquél que confunde lo privado con lo público", y (2) Katy was right.

Au revoir.

¿I guess?




jueves, mayo 01, 2014

Steve Wozniak was here

Mi instinto me dice, ve por la computadora y ponte a escribir. ¿Y quién soy yo para decirle que no a mi instinto (a estas alturas, I should know better)?

Voy llegando del evento organizado por una fundación asociada a un precandidato a gobernador, todos saben quién, en el que nada más y nada menos que Steve Wozniak estuvo presente, ahí sentadito respondiendo preguntas, algunas interesantes, algunas bastante obvias y otras decididamente redundantes.

Una primera ronda retomó preguntas hechas por internet, una segunda, elaboradas por el público presente. Creo que se pudo haber hecho una mejor selección, pero no tengo derecho a quejarme, porque no formulé una. Estaba demasiado fuera del alcance de las edecanes (ah, mi crónico hábito de llegar justo a la hora del evento).

Necesito escribir porque había cierta energía en el lugar, contagiosa de cierta manera, y no es que emanara de T.A., ni siquiera de Wozniak, era más bien la que se desprendía de los asistentes, un grupo bastante homogéneo, podría decirse, de entusiastas de la tecnología, y entonces, me la contagiaron, así que necesito soltarla.

Al salir, alrededor de las 13:00 horas, había todavía una fila mundial para lograr tomarse la foto o conseguir el autógrafo con la estrella del día, el buen Woz. Not the worst thing in the wold, to have a pic with the great Woz, pero odio hacer fila. Así que mejor me fui a comer. Sin embargo, mi mente se quedó (maldita) revoloteando todo lo que acababa de ver, escuchar, pensar.

Jóvenes entusiastas, inteligentes, con toda la energía del mundo, listos para comérselo a mordidas. Apple fanboys/girls too. Se vale. Estudiantes, maestros. Ahí andaban mis queridos Federico Cirett y y Raquel Torres, de @kbits, tratando de encontrar al maestro con mayúsculas del ITH, César Ross. Vi en la pantalla, muy cerca del escenario, a algunos de los desarrolladores en los que tengo despositadas más esperanzas, @ebobby y @germanson. A los recientemente elegidos por CNN Expansion como parte de una importante lista de jóvenes emprendedores @omaraf y @gabreho. Yo apostaría por ellos. A la bella @clitza. A @zaskie. En suma, a muchas personas inmersas y/o sumamente interesadas en los procesos de innovación y desarrollo en el estado, y cuántos más que no conozco y seguramente se dieron una vuelta, amén de los estudiantes del ITH recientemente ganadores al premio del emprendedor, directivos de empresa, instituciones educativas y hasta medios (bueno, sí estaba un poco heterogéneo jaja). Había... ¿como mil personas? No lo sé.

Pero bueno, esto ya parece crónica social. Down to business. Preguntaba yo en un post anterior si Wozniak tenía algo que decirnos, y la respuesta es, creo yo, sí y no. No, porque lo ha dicho tantas veces, todos conocemos la historia, aunque a algunos nos gusta escucharla una y otra vez, y que mejor que de su propia boca. It was kind of awesome, to be true (una que se quedó con ganas de ver a Steve Jobs en una de sus keynotes). Y sí, porque más allá de las respuestas a las preguntas, del discurso, de las anécdotas, de la leyenda, yo creo que quedó bastante claro el entusiasmo, la efervescencia, el desbordamiento, o el ansia -¿puede ser? que existe en Hermosillo por la tecnología, por la innovación, por la creatividad, en este caso en la persona del cofundador de Apple. A pesar del formato, que no fue el mejor, el público rió con Wozniak, lo aplaudió espontáneamente en uno de sus closing remarks, se volcó a saludarlo, a tomarse una foto con él.

Y estaba lleno a reventar. Cuando llegué parecía que había un tumulto, provocado por carros y gente con paso apresurado hacia el evento.

Presentado por T.A. en un discurso corto (se agradece), Wozniak, bien tranquilo, con actitud relajada, pidió las preguntas, que A. le iba leyendo (ay, no fue la más afortunada de las decisiones) y se aprestó a responder desde cuestionamientos sobre lo que pasaba por su mente cuando creó la "primer computadora personal del mundo" (así lo presentaron), recreación del recuento de los hechos que llevaron a la fundación de Apple, el impacto de las TI en la educación, cuál era su opinión en general sobre México en materia de innovación tecnológica, qué lecciones había aprendido de Silicon Valley, cuál era su gadget favorito, su producto de Apple predilecto, qué pensaba de Google Glass, qué consideraba que debían hacer los ingenieros mexicanos para destacar a nivel internacional y cómo veía el futuro de las tecnologías en los próximos 20 años. Algo así, seguro que algo se me escapa porque no anoté nada.

Woz hizo, pero claro, el recuento de los primeros días, cómo conoció a Jobs, el Homebrew Computer Club, las veces que su proyecto fue rechazado y cómo finalmente consiguieron crear la computadora y venderla utilizando crédito hasta que finalmente llegó el primer inversionista (a quien da bastante crédito y afirma posee el mismo número de acciones que él), enfatiza el hecho de que ni él ni Jobs tenían dinero o cuentas en el banco, de manera que había que hacer lo mejor posible con los escasos recursos disponibles.

Dio una cátedra sobre motivación al hablar de su deseo por asistir a un viaje de promoción a Las Vegas al que sólo asistirían tres ejecutivos de marketing, y ello espoleó su ingenio para completar un prototipo de drive o floppy disk en menos de dos semanas. Oh, él lo contó de una manera bastante cómica.

Declaró que no es un Apple fanboy, que le gusta Google Glass, que no tuvo tiempo de participar en el grupo de testers, sólo lo ha usado una vez y considera que pasará algo similar que lo que nos ocurrió con los headsets bluetooth, los usaremos unos días y después...no, pero aclaró que fue una muy buena experiencia, aunque se trata de un dispositivo relativamente caro. Su gadget favorito, en todo caso, es el iphone 4, y la apple store, el universo infinito de posibilidades que trajo consigo este ecosistema de aplicaciones móviles.

Habló sobre los cambios que trajo al industria del transistor a Silicon Valley, la manera en que se transformó el área, se dispararon los precios en bienes raíces, el ratio de personas que trabajan en el sector tecnológico ronda el 38% (todo el mundo está hablando de nuevas tecnologías, uno se cansa y quisiera estar entre gente normal, dijo) y en general es una zona más estresante para vivir que lo que era antes.

Sobre México, comentó que tiene una buena impresión de las personas que ha tenido oportunidad de conocer, y citó como ejemplo un joven estudiante altamente capaz que declinó un trabajo en Microsoft y otras compañías de alto calibre porque su motivación no era precisamente el dinero o trabajar así, sino contribuir al mejoramiento de la sociedad desde otro tipo de compañías y ser matemático. Le pareció muy puro. Habló, por supuesto, del entusiasmo, que me parece que comparó a otros países de AL (Brasil?).

El mensaje de Woz pasó mucho por la importancia de ser diferentes y originales, de trabajar en lo nuestro, de manera incremental, construyendo algo, que nos dará las bases para después construir algo más grande y más fuerte. Noté cierta aversión a la uniformidad a la que nos ciñe el sistema educativo que busca respuestas correctas, todas iguales, en lugar de únicas. Tampoco está a favor de los grupos numerosos (personalmente creo que tiene razón, 30 alumnos? not a chance).

Sobre el futuro, fue muy claro al señalar que, trabajando en Apple, sabía lo que pasaría el próximo año, porque lo estaba diseñando, en los próximos dos años, podía lanzar algunas buenas ideas, pero luego algo iba a cambiar, iba a haber un shift y las tendencias se iban a mover en una dirección totalmente diferente, emergente, se podría decir, de modo que, no lo dijo así, pero era un ejercicio inútil tratar de imaginar lo que prevalecerá en 20 años, igual que cuando crearon la Apple II no podían imaginarse la tecnología disponible hoy en día.

Señaló, sin embargo, que siempre pueden seguirse ciertas tendencias ya conocidas, como la miniaturización de los microprocesadores, o el enfoque de la tecnología en la experiencia humana, cosas como la escritura a mano, el reconocimiento del lenguaje. Es más, dijo que si tuviera un hijo estudiando ingeniería le recomendaría estudiar inteligencia artificial, tema que tocó más de una vez en alusión a una especie de smart companion, algo así como un siri evolucionado.

¿Dijo algo específico sobre el sector TI en HMO, en Sonora? No. But, who cares. Woz no viene a eso, sino a inspirar (y a tomarse fotos con los fans) y a ser testigo y prueba viviente de lo que un jovenzuelo con inteligencia, tiempo, dedicación, ingenio, conocimientos en electrónica y un poco testarudo, puede lograr. Socios con dinero, visión extraordinaria del diseño, perfeccionistas hasta la muerte y genios del marketing no estorban, though.

Me parece haber visto algunos por ahí que cumplen con estas características.

Au revoir.

*Bear with me, todo es de memoria. ¿Algo más que destacar? Be my guest.


lunes, abril 28, 2014

Woz en Hermosillo?

Es un poco inverosímil, si me preguntan. Desconozco cómo se dio la relación, o nació la idea de invitarlo como parte de las actividades de la fundación que todos sabemos. Ahem.

Bueno, Wozniak es Wozniak. No es necesario que hable de él. I mean. The man needs no introduction. Lo que sí me provoca un quebradero de cabeza es por qué él. Why him, why now, you know?

Hasta eso que Woz hace lo que le da la gana. Case in point, Dancing with the stars. And stuff. Al momento he leído entrevistas, conozco algunos de sus puntos de vista a través de ellas y, digamos, sus ires y venires en foursquare, que es todo lo que publica en twitter (verdad, @lojesa?) 

Hace unos días, me preguntaban si era como traer a uno de estos ídolos venidos a menos, ya saben, bandas de rock en senectud o artistas que ya nadie pela, y mi respuesta fue que no, no se podía comparar y Woz era relevante. Or is it? 

Me quedé reflexionando sobre su actividad reciente ( que no investigué, dont push it) y que, aún si fuese inexistente y/o irrelevante, the guy has a lot to say. Maybe inspire (god knows we need that), maybe, i dont know, enlighten us somehow, in some weird, quirky, look what i did and how i did it, this is the background way of thinking, this is the hacker (in the real sense) way... 

I am not sure.

The fact is that Woz is coming. I for one, am excited. Are you?


jueves, marzo 06, 2014

Minecraft... ¿el nuevo Second Life?

Por Talya Aluveaux

Antes que nada, una disculpa a las personas que solían leer este blog. Veo que mi última entrada fue el 30 de enero de 2013, así que parece que me tomé inmerecidamente un sabático de más de un año. Regreso hoy, porque me dieron ganas. Así. La verdad es que justamente el día de la última entrada inició una etapa de mi vida bastante hectic cuya primera parte podría llamarse "la vida inútil de una editora web". A la segunda parte la llamaremos "De cuando Talya Aluveaux decidió que era hora de más tortura mental y decidió entrar a un doctorado". Sí. La tercera parte posiblemente se llame "Suicidio o Cruz del Norte". Pero bueno, estoy aquí, como le dijo Sherlok al Dr. Watson (loving the BBC show btw) para infringir mis opiniones al mundo (love that Watson writes a blog, too), sin más preámbulos y explicaciones que nadie pidió, the end.

Sooo...

El inicio de esta etapa coincide con insomnio, gastritis y por tanto tiempo "libre" por las noches, pero claro, en lugar de ponerme a leer a Baudrillard, Adorno, etc (you name it) saco mi viejo iphone y me pongo a instalar netflix (yup, funciona en un 3gs), a ver películas francesas cursis y/o a tratar de aprender a jugar en el demo de Minecraft (esto sí en la X360).

Sí, leyeron bien. A tratar de aprender a jugar (no shame :P). Y sí, en el demo. Bueno. ¿Qué se puede esperar de una persona que anoche soñó que tenía que meter a la fuerza en un cajón un Angry Bird (la muerte fue accidental)? No, really. Bueno, pues resulta que de alguna manera un día algo me picó y descargué este demo (nótese que yo rara vez juego, creo que no usaba el control de la xbox desde... guitar hero?) y bueno, ahí voy, sin recordar o saber bien a bien para qué era cada botón del control, y las indicaciones de la pantalla no ayudan, o mi televisión tiene muy poca definición, o no se entiende. Whatevs.

El caso es que fue prueba y error, prueba y error, y así fue descubriendo cómo podía, no sé, cortar madera, y almacenarla en el inventario, o matar una vaca y comérmela (mwahaha) y así, o controlar más o menos mi avatar, aunque con mi eterna falta de coordinación, sufrí (sufro) como precious con las vistas, aunque poco a poco he ido dominando los cambios de perspectiva, etcétera. Solía ser frustrante. Ahora lo frustrante es que no he sido capaz de completar el tutorial para avanzar en el demo, y poder pasar del pequeño mundo de entrenamiento, ahora sí, al mundo de Minecraft.

Conversando con @azahelc, me doy cuenta que he sido muy ingenua, intentando hacerlo sin ayuda (tomando en cuenta que carezco de "gaming sense") cuando ahora lo que se usa son los "walkthroughs". Haber sabido. Ahora entiendo por qué cuando navegaba los trends de YouTube siempre aparecían aquéllos vídeos de Minecraft, a los que nunca entraba. I was like, what? nonsense!

Pero bueno, un día sí lo hice y estuve unos minutos, no muchos, mi paciencia no es tanta, viendo el gameplay de unos tíos españoles (¡joder!), y así fue como descubrí que existían los creepers y el survival mode del que ya me habían hablado, y vi más o menos cómo se hace una construcción simple, y el modo básico de interacción con otros jugadores.

Huelga decir, todavía no me he dado tiempo de volver a intentar terminar el tutorial y avanzar un poco más en el demo (si no puedo pasar ni esta parte... ¿para qué comprarlo?), pero quizá lo haga hoy (gamertag, anyone?) ya con un poco de armas a la guerra.

¿Y a qué viene esta supuesta comparación con Second Life? Bueno, les diré, soy talya y alguna vez jugué Second Life. De hecho, mi apellido virtual (Aluveaux) fue asignado por este juego (uno de los apellidos genéricos, supongo) y aunque no fui power user o algo parecido, sí pasé varias horas explorándolo, volando (sí, jeje), teletransportándome y en general conversando y explorando de TODO (if you know WIM). Ustedes saben, fue la sensación, incluso autores famosos presentaban sus libros ahí. Pasaban cosas. En fin.

El caso es que hoy veo en mi TL que @alt1040 (e imagino cien medios más) publica que se creó una clínica virtual en Minecraft para que los jóvenes dejen de fumar, y me quedo pensando en el mundo que está allí, al que yo todavía no tengo acceso, toda una comunidad, por lo que veo, al punto de que algunos de los jovencitos que publican sus sesiones de juego en canales de youtube son un una especie de celebridad (they also make an interesting amount of money out of it) y claro, tiene su propio wiki. Todo universo necesita su propio wiki, right (*dando de alta wikitalya, heh).

El otro día me hacía bolas (como siempre) intentando exponer un trabajo de un profesor brasileño sobre post media (es decir, toda la nueva generación de medios o formas de comunicación que no caben en la definición de mass media) y explicaba la cuestión de la interacción que ocurre ente el espacio real y el virtual, y cómo las cosas que ocurren en este ámbito al final no son más que interacciones entre personas reales, en espacios, si se quiere, virtuales.

Mientras lo hacía, y me ponía roja, me palpitaba el corazón y sudaba profusamente (anxiety attack, casual) no dejaba de pensar en toda esa comunidad, todos esos jóvenes y no tan jóvenes (no tengo datos demográficos de uso) que a diario habitan este mundo, construyen cosas, interactúan, escapan, no sé. Todos esos millones de views en los videos de Minecraft (mods, walkthrougs, gameplay, parodias de canciones) están ahí, y lo llevan más allá, tan allá que está salpicando el mundo "real".

Al menos el mío.

Falta más y más reflexión al respecto. Y pasar el demo, heh. Pero es todo por hoy.

Au revoir.