jueves, mayo 01, 2014

Steve Wozniak was here

Mi instinto me dice, ve por la computadora y ponte a escribir. ¿Y quién soy yo para decirle que no a mi instinto (a estas alturas, I should know better)?

Voy llegando del evento organizado por una fundación asociada a un precandidato a gobernador, todos saben quién, en el que nada más y nada menos que Steve Wozniak estuvo presente, ahí sentadito respondiendo preguntas, algunas interesantes, algunas bastante obvias y otras decididamente redundantes.

Una primera ronda retomó preguntas hechas por internet, una segunda, elaboradas por el público presente. Creo que se pudo haber hecho una mejor selección, pero no tengo derecho a quejarme, porque no formulé una. Estaba demasiado fuera del alcance de las edecanes (ah, mi crónico hábito de llegar justo a la hora del evento).

Necesito escribir porque había cierta energía en el lugar, contagiosa de cierta manera, y no es que emanara de T.A., ni siquiera de Wozniak, era más bien la que se desprendía de los asistentes, un grupo bastante homogéneo, podría decirse, de entusiastas de la tecnología, y entonces, me la contagiaron, así que necesito soltarla.

Al salir, alrededor de las 13:00 horas, había todavía una fila mundial para lograr tomarse la foto o conseguir el autógrafo con la estrella del día, el buen Woz. Not the worst thing in the wold, to have a pic with the great Woz, pero odio hacer fila. Así que mejor me fui a comer. Sin embargo, mi mente se quedó (maldita) revoloteando todo lo que acababa de ver, escuchar, pensar.

Jóvenes entusiastas, inteligentes, con toda la energía del mundo, listos para comérselo a mordidas. Apple fanboys/girls too. Se vale. Estudiantes, maestros. Ahí andaban mis queridos Federico Cirett y y Raquel Torres, de @kbits, tratando de encontrar al maestro con mayúsculas del ITH, César Ross. Vi en la pantalla, muy cerca del escenario, a algunos de los desarrolladores en los que tengo despositadas más esperanzas, @ebobby y @germanson. A los recientemente elegidos por CNN Expansion como parte de una importante lista de jóvenes emprendedores @omaraf y @gabreho. Yo apostaría por ellos. A la bella @clitza. A @zaskie. En suma, a muchas personas inmersas y/o sumamente interesadas en los procesos de innovación y desarrollo en el estado, y cuántos más que no conozco y seguramente se dieron una vuelta, amén de los estudiantes del ITH recientemente ganadores al premio del emprendedor, directivos de empresa, instituciones educativas y hasta medios (bueno, sí estaba un poco heterogéneo jaja). Había... ¿como mil personas? No lo sé.

Pero bueno, esto ya parece crónica social. Down to business. Preguntaba yo en un post anterior si Wozniak tenía algo que decirnos, y la respuesta es, creo yo, sí y no. No, porque lo ha dicho tantas veces, todos conocemos la historia, aunque a algunos nos gusta escucharla una y otra vez, y que mejor que de su propia boca. It was kind of awesome, to be true (una que se quedó con ganas de ver a Steve Jobs en una de sus keynotes). Y sí, porque más allá de las respuestas a las preguntas, del discurso, de las anécdotas, de la leyenda, yo creo que quedó bastante claro el entusiasmo, la efervescencia, el desbordamiento, o el ansia -¿puede ser? que existe en Hermosillo por la tecnología, por la innovación, por la creatividad, en este caso en la persona del cofundador de Apple. A pesar del formato, que no fue el mejor, el público rió con Wozniak, lo aplaudió espontáneamente en uno de sus closing remarks, se volcó a saludarlo, a tomarse una foto con él.

Y estaba lleno a reventar. Cuando llegué parecía que había un tumulto, provocado por carros y gente con paso apresurado hacia el evento.

Presentado por T.A. en un discurso corto (se agradece), Wozniak, bien tranquilo, con actitud relajada, pidió las preguntas, que A. le iba leyendo (ay, no fue la más afortunada de las decisiones) y se aprestó a responder desde cuestionamientos sobre lo que pasaba por su mente cuando creó la "primer computadora personal del mundo" (así lo presentaron), recreación del recuento de los hechos que llevaron a la fundación de Apple, el impacto de las TI en la educación, cuál era su opinión en general sobre México en materia de innovación tecnológica, qué lecciones había aprendido de Silicon Valley, cuál era su gadget favorito, su producto de Apple predilecto, qué pensaba de Google Glass, qué consideraba que debían hacer los ingenieros mexicanos para destacar a nivel internacional y cómo veía el futuro de las tecnologías en los próximos 20 años. Algo así, seguro que algo se me escapa porque no anoté nada.

Woz hizo, pero claro, el recuento de los primeros días, cómo conoció a Jobs, el Homebrew Computer Club, las veces que su proyecto fue rechazado y cómo finalmente consiguieron crear la computadora y venderla utilizando crédito hasta que finalmente llegó el primer inversionista (a quien da bastante crédito y afirma posee el mismo número de acciones que él), enfatiza el hecho de que ni él ni Jobs tenían dinero o cuentas en el banco, de manera que había que hacer lo mejor posible con los escasos recursos disponibles.

Dio una cátedra sobre motivación al hablar de su deseo por asistir a un viaje de promoción a Las Vegas al que sólo asistirían tres ejecutivos de marketing, y ello espoleó su ingenio para completar un prototipo de drive o floppy disk en menos de dos semanas. Oh, él lo contó de una manera bastante cómica.

Declaró que no es un Apple fanboy, que le gusta Google Glass, que no tuvo tiempo de participar en el grupo de testers, sólo lo ha usado una vez y considera que pasará algo similar que lo que nos ocurrió con los headsets bluetooth, los usaremos unos días y después...no, pero aclaró que fue una muy buena experiencia, aunque se trata de un dispositivo relativamente caro. Su gadget favorito, en todo caso, es el iphone 4, y la apple store, el universo infinito de posibilidades que trajo consigo este ecosistema de aplicaciones móviles.

Habló sobre los cambios que trajo al industria del transistor a Silicon Valley, la manera en que se transformó el área, se dispararon los precios en bienes raíces, el ratio de personas que trabajan en el sector tecnológico ronda el 38% (todo el mundo está hablando de nuevas tecnologías, uno se cansa y quisiera estar entre gente normal, dijo) y en general es una zona más estresante para vivir que lo que era antes.

Sobre México, comentó que tiene una buena impresión de las personas que ha tenido oportunidad de conocer, y citó como ejemplo un joven estudiante altamente capaz que declinó un trabajo en Microsoft y otras compañías de alto calibre porque su motivación no era precisamente el dinero o trabajar así, sino contribuir al mejoramiento de la sociedad desde otro tipo de compañías y ser matemático. Le pareció muy puro. Habló, por supuesto, del entusiasmo, que me parece que comparó a otros países de AL (Brasil?).

El mensaje de Woz pasó mucho por la importancia de ser diferentes y originales, de trabajar en lo nuestro, de manera incremental, construyendo algo, que nos dará las bases para después construir algo más grande y más fuerte. Noté cierta aversión a la uniformidad a la que nos ciñe el sistema educativo que busca respuestas correctas, todas iguales, en lugar de únicas. Tampoco está a favor de los grupos numerosos (personalmente creo que tiene razón, 30 alumnos? not a chance).

Sobre el futuro, fue muy claro al señalar que, trabajando en Apple, sabía lo que pasaría el próximo año, porque lo estaba diseñando, en los próximos dos años, podía lanzar algunas buenas ideas, pero luego algo iba a cambiar, iba a haber un shift y las tendencias se iban a mover en una dirección totalmente diferente, emergente, se podría decir, de modo que, no lo dijo así, pero era un ejercicio inútil tratar de imaginar lo que prevalecerá en 20 años, igual que cuando crearon la Apple II no podían imaginarse la tecnología disponible hoy en día.

Señaló, sin embargo, que siempre pueden seguirse ciertas tendencias ya conocidas, como la miniaturización de los microprocesadores, o el enfoque de la tecnología en la experiencia humana, cosas como la escritura a mano, el reconocimiento del lenguaje. Es más, dijo que si tuviera un hijo estudiando ingeniería le recomendaría estudiar inteligencia artificial, tema que tocó más de una vez en alusión a una especie de smart companion, algo así como un siri evolucionado.

¿Dijo algo específico sobre el sector TI en HMO, en Sonora? No. But, who cares. Woz no viene a eso, sino a inspirar (y a tomarse fotos con los fans) y a ser testigo y prueba viviente de lo que un jovenzuelo con inteligencia, tiempo, dedicación, ingenio, conocimientos en electrónica y un poco testarudo, puede lograr. Socios con dinero, visión extraordinaria del diseño, perfeccionistas hasta la muerte y genios del marketing no estorban, though.

Me parece haber visto algunos por ahí que cumplen con estas características.

Au revoir.

*Bear with me, todo es de memoria. ¿Algo más que destacar? Be my guest.


5 comentarios:

  1. Me dio cáncer en una parte diferente del cuerpo cada vez que escribiste algo en ingles.. Planeo demandarte para dejarle algo a mi familia cuando me muera.

    Espera la llamada de mi abogado. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Debiste parar en el primer párrafo. Sorry.

    ResponderEliminar
  3. Excelente recuento de los hechos =)

    grande fue mi sorpresa al leer mi @ en este blog que tanto me gusta.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. te ví en la pantalla, muy atento en una de las primeras filas =) gracias por pasar por aquí ;)

    ResponderEliminar