viernes, octubre 14, 2011

Por el poder del... smartphone! :P


Es cierto que las cámaras son crappyshit (bueno, al menos la de la blackberry), ¿pero no aman la capacidad que nos dan los smartphones de capturar un pedazo de realidad y enviarlo de un lado a otro instantáneamente?

Sí. Yo sé que no es ninguna novedad. Y no hablo de la foto del cumpleaños o la pose para facebook (ash!)... ni siquiera de twitpic (or didnt happen :S).

Hablo de la sensación de "empowerment" que te da poder comprobar algo instantáneamente, donde efectivamente una foto dice más que mil palabras. Como, por ejemplo (cof cof) la de unas ramas mal puestas en media calle por Aguah para señalar una fuga mal tapada y enviarla a @HermosilloGob junto con el reporte.

Claro, los amargosos de paso la despachamos a facebook con el hashtag #ciudaddelfuturo, pero esa es otra historia... Otro ejemplo es el alud de fotos que recibe asimeestacionoyo.com

El punto es que es interesante la forma en que algunas compañías han aprovechado esta capacidad que prácticamente todo el mundo tiene hoy en día. Bueno. Una en particular me llamó la atención, y es que de cierta manera no lo esperaba de una carrocería.

El anuncio de esta empresa (no me acuerdo del nombre!) dice algo más o menos así: "¿Chocaste?! Mándanos la foto! Te hacemos un presupuesto sin compromiso". Y luego viene el correo electrónico.

En serio. Me quedé pensando que no está mal. Tomen en cuenta que mis hermanos (y las esposas de mis hermanos, ejem) son muy amantes de chocar y "arreglarse" sin mediación de agentes de tránsito o seguros. Entonces un servicio como este realmente resuelve un problema en el momento, aunque se trate solo de una estimación (claro, asumiendo que reponen el e-mail con celeridad) para "ponerse de acuerdo".

Lo verdaderamente interesante es que algo que podría ser completamente engorroso (que venga el carrocero? describir los daños? er...) se facilita gracias a que esta gente se abre a usar una tecnología ya pervasiva para hacer un trabajo que, a todas luces, puede al menos estimarse en dichas condiciones.

No lo sé. Quizá peco de ingenua. ¿Recuerdan el tristemente célebre video de las "ladies de Polanco"? GRÁBALO, PERO GRÁBALO BIEN! La reacción instantánea es tomar una foto. Grabar. Asegurar el testimonio. A veces me sorprende que no desenfunden tipo viejo oeste. Los encendedores en los conciertos han sido reemplazados por celulares grabando (esto no tiene nada que ver pero es divertido :P).

El caso es que de pronto todos podemos sentirnos como Harrison Ford en Morning Glory, con micrófonos y cámaras de televisión evidenciando a un alto funcionario. Aunque sólo sea para denunciar una fuga mal tapada, o asegurar que nos paguen "in situ" lo que nos cobrará el carrocero.

Esta herramienta aparentemente inocua y superficial puede ser muy poderosa si entran en la ecuación dos palabras mágicas: crowdsourcing y folksonomy aka hashtags. Basta que a alguien se le ocurra hacer y promover el hashtag #fugashmo o #bacheshmo o qué se yo hmo para iniciar un streaming colectivo en twitter (ok, también puede ser de cosas buenas :P). ¿Por qué no? En serio. ¿Por qué no?

No es sólo para periodistas. No es sólo para fotógrafos. No es sólo para activistas. Es para todos los que queremos un lugar mejor para vivir. Just saying.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada