domingo, octubre 30, 2011

Sonora y sus IT technology parks

Es una inquietud que no me puedo sacudir. Quiero saber que va a pasar. Quiero saber cómo pasó. Quiero saber qué pasó. Quiero saber lo que no pasó y por qué. Y es fascinante. Es una especie de novela de intriga. Estoy segura que la trama es mucho más compleja de lo que alcanzo a ver/comprender.

Pero veamos. A mi entender la historia se remonta al sexenio de Eduardo Bours. Claro. Fue por entonces que empezó a hacer ruido TI Sonora (que ya no existe y desaparece de manera sospechosa) y algo antes que inició lo que hoy se conoce como Prosoft, el órgano de la Secretaría de Economía dedicado a promover la industria del software como tal en nuestro país.

Hasta aquí todo bien. Prosoft apoyaría económicamente a las compañías dedicadas al desarrollo de software, en el caso de nuestro estado, a través de TI Sonora. Aparentemente. Hasta donde yo sé.

Una gran tajada de los apoyos fue para este organismo. Otras (pequeñas) tajadas se fueron a compañías como Vangtel y Novutek. En la página de la Secretaría de Economía están las tablas con las cantidades exactas.

Por ese entonces, la idea (de Sonora y prácticamente todos los estados del País*) era convertirse en un polo atractivo de desarrollo de software para compañías extranjeras, con base en el éxito de países como la India y el boom del outsourcing o tercerización de servicios.

En pocas palabras, el plan maestro era capitalizar la masa crítica de egresados de carreras de ingeniería de software y afines disponible en el estado mediante la creación de tres parques tecnológicos de software, uno en Obregón, uno en Hermosillo y uno en Nogales.

Es hora que no tengo noticias del de Nogales (por cierto, busco desarrollador de ahí, wink wink), he visto, sólo de lejos, el de Hermosillo y al fin conocí el de Obregón. Sí. Hay que pasar por un fraccionamiento para llegar.

Les contaré sobre las instalaciones. Son excelentes. Y no sé si es porque lo visité un sábado pero lo que más me llamó la atención fue la soledad. Si me piden mi impresión, mi impresión fue la de un recinto solitario, apenas ocupado por tres o cuatro compañías. Al lado se construye -a paso de tortuga, con muy pocos trabajadores y menos maquinaria- lo que podría convertirse en un centro de investigación.**

Estuve en Novutek. Es exactamente lo que había imaginado (recuerden, fue un sábado). No estaba la recepcionista pero sí un puñado de desarrolladores. Hice mi entrevista y me fui, no había tiempo para más. Y en el camino de regreso todo fue cavilar (soy experta, las películas malas y el insomnio crónico no ayudan).

Cavilar en por qué está tan solo el edificio. Cavilar en la información que tenía y no podía discutir aún (off the record), cavilar en muchas cosas que me han dicho y que no podré poner en mi tesis, cavilar en por qué no hay un parque aún en Nogales (aunque creo que tenemos la respuesta), cavilar en el parque de Hermosillo y por qué aún no lo conozco***. Cavilar en dónde está toda esta información. Cavilar en el uso que se le dió (o dá) a los fondos de Prosoft. Cavilar en cómo se está repartiendo el pastel en este momento. Cavilar en la calidad de los egresados de carreras de TI.

Cavilar y cavilar.

Pueden estar seguros que seguiré cavilando. Y cuando tenga algunas respuestas se los haré saber. Aunque algunos de ustedes probablemente ya las tengan.

Hasta mañana.

*Imposible, como veremos en un post más adelante.
**Not allowed to discuss it.
***I shall take my lazy ass over there tomorrow.




2 comentarios: