lunes, febrero 13, 2012

Twitter y las nuevas utopías (y por qué "intensear" es una mala idea)


Por Talya Aluveaux*

Primero que quede claro que odio el término "intensear" (lo odio, lo odiooooo cc @desertrobot), segundo, no soy experta en sociedades utópicas ni mucho menos, mis "conocimientos" se limitan a los vertidos en mi loca cabeza durante una clase muy poco ortodoxa de pensamiento social contemporáneo en El Colson, y tercero, espero ya estén más o menos acostumbrados a mi (descolocada) libre asociación de ideas sin sentido. O con. Whatever.

El caso es que las nuevas utopías (si es que entendí bien, lo dudo...) se desdoblan en el universo contemporáneo en cuestiones más bien aspiracionales, es decir, más allá de lo que normalmente asumimos como sociedades utópicas (ie la comunidad de Los Horcones), están, por ejemplo, los estándares de calidad de vida, de fitness, de lujo y/o bienestar.

Entonces, por ejemplo, una persona de clase media, o como dirían en Twitter, #foreverpobre o #godinez o lo que sea, percibe como utopía el estilo de vida de, no sé, alguien que vive en La Joya, se va de vacaciones a Aspen, posee los mejores autos, gadgets, etcétera. Una persona con un físico promedio percibe como una utopía inalcanzable los estándares de belleza marcados por la sociedad, alimentación sana, gimnasio, yoga pilates, angelina jolie... You get the idea.

No voy a culpar al maestro, y sé que hay un libro pero no lo he leído, pero cuando comenzó una discusión interminable sobre si la comunidad de Los Horcones era sociedad utópica o no, mejor eché a volar mi imaginación y comencé a pensar si, en todo caso, Twitter no era una sociedad utópica, aunque sólo "exista" en el (suena tan retro) ciberespacio.

Por supuesto que ni siquiera me atreví a mencionarlo. Es más, ni siquiera me voy a detener a compararlo con los "requisitos" para ser tal. En todo caso, ¿no será tal vez una distopía? Sí, también lo pensé (enferma!).

Así sin revisar nada asumo que una sociedad utópica se forma en un punto x con un grupo de ideales x que los llevarán un paso más allá de la sociedad x de la que emanaron sus miembros, aunque de cierta manera irrealizables.

¿Y a Twitter no vamos y damos muchos de alguna manera escapando de una sociedad que nos tiene hartos? Vamos, Twitter también harta, pero puedes hacer unfollow. Y tener tu propia "sociedad" segmentada. Podríamos verlo como una estructura de burbujas cuya densidad poblacional crece o se estrecha a placer, y en la que se puede expulsar a un miembro non grato sin miramientos. Escape, terapia o lo que sea. No voy a pensar más porque me va a salir humo. Pero alguien con más luces quizá podría considerarlo.

Quizá la verdadera razón por la que Twitter podría considerarse una especie de sociedad utópica es que a todos nos importa, pero a nadie nos importa, un universo paralelo, el espejismo de la hiper realidad. Como decía el pajarito: To no one... ¡and everyone! (#foreveralone) y por eso es que considero que es una mala idea "intensear". Opinamos, nos descargamos, nos desquitamos, nos quejamos, informamos, nos desgarramos las vestiduras, pero cuando sentimos una espina clavada en el corazón, quizá lo mejor es quedarnos callados o tomar el teléfono y llamarle a alguien. O aceptar un abrazo. O el blog. O yo qué se.

Pero en Twitter no. No lo hagamos real. Mantengamos la utopía. Lets give us a break.


Thoughts?

Out.

3 comentarios:

  1. Twitter tiene elementos interesantes que lo pueden hacer parecer alguna especie de sociedad: códigos propios, estructura, instituciones (a manera de reglas formales e informales), etc.

    Lo que no sé es si aplica para ser una sociedad utópica, porque la comunidad de Twitter no tiene una aspiración clara.

    Aunque sí hay como una idea generalizada de que herramientas como Twitter formentan la participación ciudadana y otras conductas democráticas, pero, sabe, de eso a que exista algún programa ideológico, quién sabe.

    O tal vez es un espacio que provee condiciones para que la gente cree sub-comunidades con propósitos específicos, o, bueno, no sé. Necesito café. Gracias por la provocación, es un buen tema ;)

    ResponderEliminar
  2. de nada... sólo fue un viaje mental tratando de bloquear el debate interminable que se dio sobre Los Horcones en clase, y hasta ahora se me ocurrió retomarlo :)

    *a ver cuando se me hace lo del Cine Club

    ResponderEliminar
  3. En cuanto tengamos otra sesión te aviso para ver si por fin te animas ;)

    ResponderEliminar