viernes, julio 20, 2012

Crónica de una visita a Office Max (i am cursed)


Por Talya Aluveaux*

Bueno, si a causa del terrible título (es lo mejor que se me ocurrió) creen que esto se trata de la típica anécdota divertida en la que suceden cosas... divertidas...pues no. Nada divertido pasó y sólo a mi se me ocurre escribir una "crónica" de una visita a Office Max. Pero bueno... Still there? No? Good.

Okay. So... todo comenzó viendo Brave. Al final... SPOILER ALERT SPOILER ALERT.. ok, al final, le dedican la película a Steve Jobs ...(snif)... y ya, bastó para que saliera cavilando, pensando en lo bien que le había quedado la película a Pixar, etcétera, lo que por supuesto me llevó a pensar en el "estilo" Jobs de emprender y hacer las cosas. La dedicatoria me llevó a pensar en cómo lo deben de extrañar en Apple. Y así me quedé pensando, es curioso como siempre he sido una especie de fan de Steve Jobs pero son bien pocos los productos que he usado de la compañía. Apenas una PC con Mac OS ya viejita en El Impar, un iPod Shuffle de los primeros y luego un iPod Touch. También de los primeros. Es todo. Lo demás sólo lo he deseado. Incluyendo estar presente en una keynote de Jobs. A estas alturas me conformo con estar presente en un MacWorld o un WWDC. Sí, soy bien wannabe al respecto.

En fin. Les decía, pensaba en eso y en que cuando finalmente compre más productos de Apple, o me los robe o algo, técnicamente ya no serán productos que estuvieron bajo la "supervisión" y el ojo clínico de Jobs. Aunque he leído que Apple es una compañía con un plan. Es decir, Jobs se fue dejando un roadmap claro y definido, pero bueno, siempre hay baches. Ya una vez mandaron a volar a Jobs en Apple y todos sabemos lo que pasó. Yo espero que la calidad continúe. Pero siento que las cosas son menos interesantes desde que no está.

Aquí es donde viene mi maldición. Si la obsesión con everything Jobs/Apple/Pixar etcétera no fuese suficiente, tengo además el problema de information overload (que en estos tiempos no sirve de nada, es decir, todo el mundo sabe todo -¿qué no?- y no tendría porqué andar cargando con toda esta sobrecarga en la cabeza o tratando de pseudoanalizarla) de cosas TI related: Son menos interesantes. Sí. Y Gates ya no tiene un verdadero némesis. Microsoft acaba de reportar pérdidas por primera vez. ¿Y Google? Es quizá el nuevo Microsoft. ¿Y Facebook? Es quizá el nuevo Yahoo!¿Y por qué se fue a Yahoo! Marissa Meyer? Todo es culpa del ecosistema de las apps. Jobs era un genio. (Y dale con Jobs). Pero es que... es fascinante. Nadie ha podido igualar el éxito del ecosistema de apps creado para iPhone/iPad... ni siquiera Android, aunque está en la lucha y no dudo que alcance y quizá rebase...eventualmente. The whole app store deal. Dieron un salto mortal dejando atrás a todo mundo y si no es porque Google se pone listo con Android y la alianza en aqueeeel Google I/O... It is the app economy, stupid! Or is it?

Hmm.

Pensaba todo esto mientras curioseaba en Office Max. Ni crean que andaba viendo computadoras. Andaba viendo cajas de crayolas y lápices de colores, pinturas y óleos, mochilas, escritorios y cosas así. Sólo deambulaba por los laberintos de mi cabeza. Se me calientan los cables innecesariamente... ¿Saben?

Como siempre, se me fueron los ojos con la MacBook Air. Pero sólo compré unos humildes lápices de colores Faber-Castell.

Out.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada