martes, marzo 06, 2012

de los actores políticos y las redes sociales, bueno, facebook... en Colima

Para ser honesta esta es la investigación que menos interesante y "trabajada" me pareció. La presentaron tres jóvenes de Colima que para mi gusto repitieron demasiadas veces las palabras "próximas elecciones".

Ok. Dicho esto, el diseño de la investigación es más o menos como sigue. Estos muchachos se dieron a la tarea de monitorear a todos los diputados de Colima en Facebook, con el objeto de dilucidar cosas como quién publicaba más status updates o era más activo en esta red social, cuántos "likes" recibía, qué tipo de retroalimentación (positiva o negativa) era más frecuente por parte de sus "amigos" y en general, tomar estos datos como fuente para decir "tal o cual candidato es más activo en redes sociales" o "recibe mayor retroalimentación positiva por parte de los jóvenes.

Sobra decir que recibieron algunas críticas, primero, porque para hacer este tipo de afirmaciones es necesario un análisis multidimensional con mucho más cuidado, y segundo porque no incluían la precisión básica de que las cifras y los resultados eran, por supuesto, tomando como muestra sólo las personas que tienen acceso a Internet, tal o cual red social y/o siguen o son "amigos" del actor político X.

Ah, porque se presta para tantas cosas. Pero nada nos sorprende. Nadita de nada. Que si el conteo de followers, que si el número de tweets, que si los status updates. Mencionaron por allí que había una diputada que ponía todo, pero todo en facebook, hasta lo que comía. Bueno. Práctica normal y hasta sana de vez en cuando por más que la critiquen (con lo fácil que me aburro, un TL monotemático? SOS), pero yo diría que hay muchísimas cosas que tomar en cuenta para hacer afirmaciones que no descansen tanto en arena movediza.

Veamos. No es sólo cantidad. También es calidad de los tweets o status updates o lo que sea. No sólo es número de followers y/o interacciones o likes. Nadie garantiza que el número no sea inflado, se trate de followers falsos, interacciones generadas por el equipo para hacer "quedar bien" al diputado (a) y cosas por el estilo. Ahora bien, nadie garantiza tampoco que lo que aparece en el TL sea escrito o para el caso, pensado, por el candidato. Claro, bueno, no los culparía... ¿quien tiene tiempo para estar todo el día o incluso 10 minutos prestando atención no parcial a facebook o twitter? Para eso se tiene a alguien o a varios, que actualicen y/o mantengan la cuenta. Pero si el diputado ni sabe usar el iPad que le dieron.

En fin. Ustedes dirán. No deja de ser un ejercicio interesante, pero desde mi punto de vista, poco fructífero. Casi inútil.

Out.

2 comentarios:

  1. De acuerdo contigo. Lo peor es que varios medios "grandes" están haciendo mediciones basadas sólo en la parte cuantitativa, sin reparar que en redes sociales es más importante la cualitativa.

    Qué tipo de menciones reciben es más interesante que saber cuántos seguidores tienen, en especial cuando ya se les ha comprobado que recurren a bots.

    ResponderEliminar
  2. Sin comentarios, Lourdes. Primero pensaba que era cómico, ahora es un poco enervante.

    ResponderEliminar