miércoles, enero 11, 2012

¿Por qué Salsas Castillo recibe apoyo de Prosoft?


La respuesta suele ser obvia después del análisis y la explicación, pero debo confesar que de entrada me sorprendió ver la razón social "Salsas Castillo" en el listado de las empresas que recibieron apoyo económico por parte de Prosoft durante el 2011.

De acuerdo, mi reacción inicial fue de WTF. Y así lo dije en Twitter (le me, being visceral), donde por cierto obtuve una respuesta tranquila y calculada de @salsas_castillo: Con el fin de mejorar nuestra infraestructura tecnológica. o algo así.

Ah, no, bueno. Siendo así...

o.o

Segunda parte de mi muy averiado sistema de razonamiento: Pero, pero... ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Entonces cualquier empresa puede aplicar para este apoyo? ¿Es otra modalidad? Wait a minute... Coppel recibió también mucho dinero en Sinaloa. A ver, a ver...

OMG. Tal vez se trate de otra modalidad (sigo con mi pseudorazonamiento, tercera parte): Creía saber que Prosoft apoyaba económicamente compañías dedicadas al desarrollo de software, y el caso Salsas Castillo chocaba con mi marco de referencia, pero tal vez, sólo tal vez, el radio de acción iba más allá. Y si no cómo explicaría todos esos call centers*.

Cavilando sobre estos temas, repasando con la mirada los listados de apoyos, cifras, y empresas, acudieron a mi memoria fragmentos de una entrevista reciente sostenida con un desarrollador de software de Ciudad Obregón.

Recuerdo claramente que, al referirse al estado actual de la región en términos de competitividad en el área de las TI, mencionó que un problema es que no ha habido proyectos grandes.

Proyectos grandes. As in, más infraestructura tecnológica, más sistemas, más desarrollo en TI, ergo, más demanda de desarrolladores competentes, más capital humano especializado, y más desarrollo en términos OCDEianos. (Cuarta y última parte, lo prometo).

Et voilá.

No he hundido la cabeza en los lineamientos para recibir este tipo de apoyos, ni en sus distintas modalidades o cuestiones burocráticas, pero casi tiene sentido ahora. No particularmente, pero...

Seguiremos indagando. A ver hasta donde llega el techo de cristal ;)

Hasta mañana.

*Ya hablaremos de eso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada