viernes, agosto 17, 2012

Assange en jaque, refugiado en la embajada de Ecuador...

Por Talya Aluveaux*

Soy de esas personas capaces de mantener todo el día la TV encendida en el noticiero. Claro, en mute. Y claro, no en un noticiero local (God, I miss the BBC). Anyway, CNN will do for now. As a background. La gastritis y el insomnio han hecho presa de mi esta noche, pero que bueno. Que bueno porque acabo de ver una de las entrevistas más interesantes, sui géneris y peculiares que he visto en mi vida. Y la vi en YouTube.

Ya he dicho varias veces que mi TL favorito en Twitter ocurre después de las 2 de la mañana. El consenso popular es que se trata de insomnes, gente del otro lado del mundo y misfits. No lo sé, pero es cierto. Y tras ver todo el día en los headlines el nombre de Julian Assange y el asilo por parte de Ecuador era natural que me interesara por los tweets de WikiLeaks.

Julian Assange.
Uno de ellos me llevó al canal de YouTube de Assange, en el que al parecer ha estado publicando entrevistas clandestinas con personajes "controvertidos" mientras yo aquí haciendo como que escribo un blog en lugar de prestar atención. La última entrevista se la hace, precisamente, a Rafael Correa, presidente de Ecuador.

Es una entrevista muy interesante, no daré mayores detalles, pero sí contaré el final. Por anecdótico. Correa le dice a Assange, con unos ojos verdes y francos: Bienvenido al club de los perseguidos. Y Assange, con su rostro inteligente, inquisitivo, le responde: "Thank you. Dont get assesinated". Charming.

Justo hacía unos pocos momentos leía en Wired UK un artículo de los autores de "The Misfit Economy" en el que se habla de que los piratas en realidad contribuyeron a la expansión del capitalismo, y bueno, tengo que leer más al respecto pero los estudian desde el punto de vista de la disrupción/innovación. Y pienso en Assange en términos de un Boya contemporáneo. Rubio e idealista. Ok, tal vez no es el mejor ejemplo. Pero el hecho es que WikiLeaks ha hecho olas y provocado toda clase de reacciones a nivel internacional.

Correa menciona, en el caso de Ecuador -además de fuertes incidentes que terminaron en la expulsión de una funcionaria americana- el hecho de que los medios locales ignoraron por completo la información generada por WikiLeaks que afectaba sus intereses financieros. ¿Cuántos y cuántos cables serán ignorados, me pregunto, por la prensa, ya no por intereses sino por simple pereza? ¿Y qué tan valido es pensar, todavía, que "la información quiere ser libre"?

Es la primera vez que escucho hablar a Assange. Y lo escuché hacer preguntas. ¿Es realmente tan malo WikiLeaks como para que tenga que estar acuartelado en la embajada de Ecuador, con la policía de Londres amenazando con entrar por él? And then I became aware of the rape factor. Holy *! ¿Es verdad, es falso? Imposible saberlo. Sin embargo, hay demasiadas motivaciones de orden político en su contra.

Lo cierto es que Inglaterra tendría que romper relaciones diplomáticas con Ecuador para entrar por Assange en un operativo tipo redada, arrestarlo y eventualmente extraditarlo a Suecia, desde donde podría, finalmente, terminar en USA. A menos que salga, tipo James Bond, en un helicóptero de la embajada, y aterrice en aguas internacionales, en un barco enviado por Ecuador. Whew. Y creían que la entrada de la reina en la inauguración de los JO había sido un buen show. En fin, para eso tendrían que tener el permiso para volar sobre Londres. ¿Pero que podrían hacer? ¿Derribarlo?

El párrafo anterior es cortesía de las elucubraciones un tanto absurdas de Wired UK, y de mi falta de sueño. Ya veremos que pasa mañana. Lo más seguro es que se llegue a algún tipo de negociación en el que Suecia asegure no se le enviará a Estados Unidos. Pero mejor que escape tipo 007... ¿qué no?

Out.

Por cierto. Alguien debería estudiar más el efecto o no efecto de Wikileaks en América Latina. Just saying.

No hay comentarios:

Publicar un comentario