lunes, octubre 08, 2012

Mi experiencia con Xubuntu

XubuntuPor Talya Aluveaux*

¿Se acuerdan que dije que iba a hacer un switch a Xubuntu el fin de semana? Yo sé que no. Pues bien, el caso es que no lo hice, o más bien, no fue un switch sino un upgrade a la última versión LTS de Ubuntu usando, ahora sí, el manejador de ventanas de Xubuntu en lugar del mastodonte en el que se convirtió el ambiente gráfico de Ubuntu 12.04.

El trayecto fue tortuoso y no precisamente porque el upgrade diera demasiados problemas sino porque había dejado esa máquina abandonada demasiado tiempo y sin actualización alguna, de manera que había que pasar de 10.04 a 12.04 y ya ven que no son enchiladas, sobre todo cuando se es bastante newbie. Pues bien, un truco aquí y un truco allá, muchas visitas a la página de soporte de Ubuntu después, la actualización fue posible.

El problema era que no quería y no quería actualizarse por cuestiones de dependencias, actualizaciones incompletas o a versiones previas, etcétera. Eventualmente todo se resolvió y fue posible hacer el upgrade sencillamente a través de la ventana de comandos, excepto que se tardó añales y yo, que no soy capaz de dejar un download sin vigilar (cof, freak, cof) pues ahí estoy con el ojo pelón, haciendo yes or not cuando era necesario y viendo bajar archivos y más archivos.

Al final me gustó, es bonita la interfase, aunque de tanto leer foros me entero que tiene una legión de haters, Lo que pasa es que en una máquina de hace 6 años simplemente es inoperante tener ese manejador gráfico, así que allá vamos a instalar xubuntu. Eso fue relativamente fácil, un restart después, el sistema permite elegir la opción de xubuntu como interfase al hacer login, y después recuerda la selección.

La verdad sí se siente la diferencia. Todo funciona más o menos como debe funcionar, el cursor ya no se queda atascado sino que me sigue con fluidez en los menús, los programas abren más rápido, hasta el pequeño editor de texto tipo bloc de notas me encantó, y el Libre Office está pendiente de review. Ni siquiera lo abrí. Lo que puedo decir es que esta opción de instalar Xubuntu es muy conveniente aún si tiene una máquina más nueva, pues siempre estará la opción de entrar así y conseguir un sistema más rápido, con mejor respuesta y más ciclos del procesador para usted, menos para las ventanitas.

Hay quienes coinciden conmigo, como este blogger quien se refiere a Xubuntu como "a most pleasant surprise". Y hasta ahí llegue. La laptosauria sigue viva.

Out.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada